0 4 mins 2 meses

Las primeras investigaciones del aprendizaje autoorganizado se comenzaron en el 2003 y se basa en la forma en cómo se autogestionan los estudiantes y trabajan de forma colaborativa, es decir que aprendieran de múltiples contenidos y paso siguiente se los enseñaran a otros. 

El aprendizaje autoorganizado es un proceso en el que los niños y las niñas se plantean sus propias preguntas y con la ayuda de sus profesores podrán saber la respuesta por ellos mismos, a través de la búsqueda de información en diferentes medios, de esta forma cualquiera podrá aprender por sí mismo. 

¿Qué es el aprendizaje autoorganizado?

Elementos necesarios para el aprendizaje autoorganizado 

La motivación de los niños y estudiantes en general es necesaria para mantener el interés, además, se trata de aprender de forma divertida y fijar así sus conocimientos y evitar el abandono escolar. 

De igual forma, si eres adolescente o adulto y deseas aprender un oficio por ti mismo el aprendizaje autoorganizado es una excelente opción, por ejemplo, si deseas ser un cerrajero profesional debes tener claro un grupo de conocimientos importantes y básicos como la instalación de cerraduras, sistemas de seguridad inteligentes, copias de llaves, instalación de puertas, etc. 

Por consiguiente para lograr que el aprendizaje autoorganizado tenga éxito hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: 

Planificación: en esta fase se toma en cuenta los puntos a tratar y la selección de preguntas o dudas ante el contenido y con la colaboración de profesores y alumnos se podrá responder, el tema a tratar se pueden alinear con los objetivos del plan escolar y las preguntas deben ser complejas para que el aprendizaje es más significativo, esta dinámica puede llevar más de 10 minutos. 

Búsqueda de información para dar respuesta: los estudiantes deberán realizar una búsqueda por internet, libros o diferentes medios para encontrar las respuestas a las preguntas, el objetivo será que trabajen de forma independiente sin la intervención del profesor, que solo se dedicara a observar la dinámica. 

Reflexión final: cada grupo o estudiante podrá compartir su respuesta y reflexión final, además, el profesor podrá conectar la respuesta de los grupos y así hacer una conclusión final, ayudando a sus estudiantes a aclarar sus dudas y corregir posibles errores. 

Beneficios del aprendizaje autoorganizado 

Es un tipo de aprendizaje que les ofrece beneficios a los profesores, padres y estudiantes, por lo que se podrían mencionar los siguientes: 

Beneficios para padres y profesores: 

  • La enseñanza estará enfocada en los intereses de los estudiantes. 
  • Es un estilo de enseñanza horizontal, es decir, no es solo vertical porque el profesor no será el único que transmite los conocimientos. 
  • Se desarrolla la curiosidad y la innovación en los estudiantes. 

Beneficios para los estudiantes: 

  • Serán los encargados de su propio aprendizaje. 
  • Los estudiantes mejoran sus habilidades de investigación y comprensión lectora así como la capacidad para resolver problemas. 
  • Podrán adquirir habilidades que las utilizaran el resto de su vida. 
  • Tendrá una mayor motivación en aprender acerca de nuevos temas. 
  • Fortalecerán sus habilidades sociales y de interacción con otras personas. 

Finalmente, el aprendizaje autoorganizado es útil para todos los estudiantes, solo es necesario que los mismos dispongan de todas las herramientas para elaborar sus propias investigaciones y análisis de temas.