0 4 mins 7 meses

Una tecnología tan avanzada como la inteligencia artificial, puede optimizar la seguridad ciudadana de muchas formas, brindándoles así mayor protección a sus habitantes y facilitando sus tareas diarias. 

Asimismo, las ciudades que utilizan este tipo de tecnologías pueden mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como proteger el medio ambiente, pero resulta de gran importancia utilizarlos de una forma ética para preservar la privacidad de sus ciudadanos, que es un derecho fundamental. 

Ciudades inteligentes, brindan una mayor seguridad 

La seguridad ciudadana tiene una gran importancia, por lo que es un proceso que se enfoca en crear una convivencia segura y generar el mayor bienestar posible a sus ciudadanos, además de evitar la hostilidad o el caso de la ciudad insegura.

Por lo que no se trata solo de reducir una gran cantidad de delitos, sino de mejorar la calidad de vida de toda la población promoviendo los instrumentos como la educación, una justicia eficaz, accesos a servicios de vivienda y el respeto a la ley.

Por consiguiente, las nuevas tecnologías forman parte importante de las estrategias de seguridad de una gran cantidad de ciudades en el mundo, que son conocidas como –ciudades inteligentes” mejorando la calidad de vida de sus habitantes y garantizando un ambiente de paz y libre de violencia o actos delictivos. 

Sin embargo, las ciudades inteligentes no solo se sustentan sobre tecnologías o transformación digital, sino tecnologías como la inteligencia artificial cumple un rol fundamental, pues incrementa los niveles de seguridad y de sostenibilidad de la población. 

¿Qué hacen las nuevas tecnologías por la seguridad ciudadana? 

Una de las cosas que puede hacer la nueva tecnología gracias a la inteligencia artificial es mejorar la seguridad ciudadana desde la prevención del delito, para ello hay que conocer las siguientes funciones:

Evaluación de riesgos y seguridad: las tecnologías de inteligencia artificial ayudan a conocer y controlar los riesgos de seguridad, así como identificar las amenazas importantes antes de que estas ocurran. Los algoritmos de estos sistemas indican que pueden llegar a analizar datos en tiempo real para ayudar a detectar cualquier comportamiento anormal y mejorar considerablemente la seguridad. 

Vigilancia de la seguridad pública: la inteligencia artificial se puede utilizar para monitorear diferentes áreas públicas e identificar cualquier actividad sospechosa, un ejemplo evidente es cuando las cámaras de seguridad que están elaboradas con tecnologías de aprendizaje automático pueden detectar cualquier comportamiento anormal como peleas o actos delictivos, por lo que podrá alertar a la policía y demás autoridades de la zona en tiempo real. 

Predicción de delitos: los algoritmos de la inteligencia artificial logran analizar datos históricos de delitos y predice dónde y cuándo pueden ocurrir algunos delitos, esto puede ayudar a las fuerzas de seguridad a tomar medidas preventivas para evitar que los delitos se ejecute. 

Finalmente, la seguridad pública es un tema de interés para los gobiernos de todos los países, por ello generan constantemente diferentes políticas relacionadas con la prevención, convivencia y respeto de los ciudadanos en sus respectivas ciudades.