0 4 mins 2 meses

La facilidad con la que los niños puedan expresarse a través de sus tareas, resulta en la gran mayoría de las veces, de la forma en como los padres abordan el tema de las obligaciones escolares. Para muchos es más fácil, a otros les cuesta más, es cierto que está implícito el tema del interés que muestren los niños y de cómo reciben la ayuda.

A veces los padres se frustran porque los chicos se entretienen, o no están en la disposición de realizar de forma adecuada sus actividades u obligaciones. Allí hay que tomar en cuenta varios factores, como: el sitio donde se realizan las tareas escolares, la hora en que se van a ejecutar las mismas, el nivel de dificultad de las actividades, entre otros.

Otro factor a tomar en cuenta es el grado de concentración que posee cada niño. A muchos les cuesta tanto concentrarse en alguna actividad, que los espacios de estudios más cortos son los ideales, las recomendaciones que proporcionen los maestros, especialistas y hasta terapeutas, son importantes acatarlas, para que se estimule el aprendizaje.  

Estímulo a través del espacio de estudio.

El espacio de estudio es donde los chicos puedan sentirse a gusto y de forma natural y espontanea realicen sus deberes escolares, lo más recomendables es que el mismo cuente con abundante luz natural, por lo que las mesas de trabajo cerca de ventanas, permiten que se reciba de forma constante la misma.

Lo ideal es que facilite la concentración, sea un espacio limpio y ordenado, donde se puedan ubicar de forma fácil y practica todos los materiales que se necesiten para ejecutar las diferentes actividades, un buen espacio permite trabajar de manera agradable y con las comodidades acordes a la edad del niño, el desarrollo de sus habilidades innatas.

La funcionalidad del espacio de estudio le permitirá al niño poder expresarse libremente al momento de realizar sus actividades, con esto se logrará que se desarrollen todas aquellas habilidades importantes para su crecimiento cognitivo, así como las áreas de motricidad que son necesarias para la vida diaria.

El estudio en el tiempo de confinamiento.

Es cierto que el confinamiento les cambio la rutina a todos, sin embargo de este tipo de experiencia debemos enfocarnos en la parte positiva. La tecnología les ha permitido a los estudiantes adaptarse a circunstancias inimaginables, poder interactuar de forma oportuna con sus maestros y compañeros de clases.

Las destrezas que se puedan aprender al ejecutar las actividades escolares les permitirán a los niños tener la seguridad de poder alcanzar competencias que lo llevarán a ser responsable, atender recomendaciones, y formar una personalidad que se adapte a los desafíos y a cumplir consigo mismo y a tomar decisiones.

Es como cuando contratamos un cerrajero Sant Cugat, esperamos que las experiencias en su trabajo lo destaquen a la hora de recomendarnos un método de seguridad. Cuando le permitimos el aprendizaje de nuevas técnicas los niños están en la disposición de crecer y desarrollar su potencial, colaborando y haciendo bien sus actividades.