0 4 mins 3 meses

Ahora que termina el año escolar, vemos como muchas familias celebran que sus hijos han sido promovidos a un grado, pero la realidad no es la misma en todas las casas, pues también hay niños que reciben la noticia de que tendrán que repetir el curos el próximo año.

Esta es una realidad que no es ajena, ya que las cifras han demostrado que es una realidad que se vive en muchas familias, por lo tanto hay que buscar las causas de tales hechos, y en esa búsqueda discernir que no siempre puede ser culpa exclusiva del alumno, sino que hay mucho detrás de ello.

Una situación que se incremento pro la pandemia

Es cierto que el sistema educativo puede ser cuestionado por muchos, y se puso en evidencia mucho mas durante la pandemia, pero la realidad es que el método utilizado en estos dos últimos años, no ha sido el tradicional, y que muchos niños no se han logrado adaptar.

También radica el hecho en que en los niños de edad escolar, la ayuda del padres para hace sus deberes en casa era esencial, ya que en la mayor parte de éstos dos últimos años, la educación no fue presencial, de manera que si el niño no contaba con una ayuda permanente de una adulto para hacer sus deberes, era imposible superar un curso.

C la pandemia se dio el caso de que muchos padres tenían que trabajar, incluso llegaban a hacerlo mucho más que antes de la pandemia, como es el caos de los que trabajan en el sector sanitario, por lo que sus hijos quedaban en casa sin recibir la atención adecuada, y esto pudo ocasionar problemas para lograr los objetivos del curos en muchos mas niños de lo normal.

La situación socio económica

No hay que dejar de lado que la situación social y económica que viven muchos niños, les impide avanzar en sus cursos escolares, esto se vino a incrementar con la pandemia, pero también siempre ha existido, por ejemplo, padres que ponen a trabajar a sus hijos, lo cual les quita tiempo para el estudio.

También está el hecho de que muchos padres no disponían de los recursos para adquirir ordenadores o un móvil inteligente para que sus hijos accedieran a la educación a distancia, y esto es algo que no se puede negar, muchos se vieron afectados por ello.

Para los inmigrantes, también fue difícil este año, en especial porque el proceso de adaptación que se da ya con dificultades en un sistema educativo presencial, en uno semi presencial o totalmente a distancia, resulta prácticamente imposible, y por ello muchos extranjeros reprueban el año.

No se trata de leyes, se trata de ayudas reales

La solución a este problema, que puede agudizarse si no se atiende a tiempo, va mas allá de leyes e inclusión, de igual y de modificación de sistemas educativos, se necesita muchas veces de recursos para ayudar a los niños que de alguna u otra forma, tienen vulnerabilidades y que ellas son las causas directas de su fracaso, el cual entonces no es solo del alumno.