0 4 mins 3 semanas

Desde hace ya mucho tiempo se viene escuchando que existe una necesidad apremiante de adaptar la educación moderna a las necesidades de los individuos. ¿Por qué se hace necesario?

Bueno esto es así porque los estudios demuestran claramente que cada persona difiere por lo cual al generalizar tanto la educación no se permite desarrollar todas las habilidades del individuo.

Por difícil que parezca hay mucho que se puede lograr, tal como ante una situación de apremio los cerrajeros Barcelona tienen distintas alternativas, de forma parecida los especialistas señalan la necesidad de hacer algo.

Cada quien aprende de forma distinta

Hay que partir del principio de que cada mente es muy distinta de otra por lo cual difiere mucho la forma en que aprendemos, por tanto lo que funciona en algunos casos quizás no funcione en otros.

Dar el mismo trato a todos los niños es equivalente a no tratarlos por igual, porque los niños tienen necesidades de aprendizaje muy diferentes.

Además tienen el derecho de que esas necesidades se tengan en consideración a la hora de su formación, veamos algunos ejemplos que ilustran esto.

Hay personas que captan y retienen mejor las ideas con dibujos o gráficos, otros prefieren la palabra escrita y hablada o ambas tener en cuenta esos aspectos puede ser clave para lograr el aprendizaje.

Un método eficaz al respecto puede ser incluir diferentes métodos de enseñanza para facilitar la comprensión, transformar de alguna forma la información para que si es visual hacerla verbal y viceversa.

Esto además de ser muy útil a la hora de enseñar, puede ser bastante divertido para los estudiantes, pues estimula sus capacidades perceptivas y de raciocinio.

Todos podemos aprender

Estos métodos de enseñanza no sólo son útiles con los jóvenes sino también con los no tan jóvenes, hay personas que durante toda una vida se les ha dicho que son tontos o se usa algún otro termino despectivo.

Y la realidad es que en muchos casos el problema no se debe a una deficiencia en cuanto a conocimientos sino de la manera en como se busca llegar a esa persona.

Como ejemplo de esto, a un señor ya a quien llamaremos Raúl mayor que siempre se había considerado tonto se dio cuenta que realmente no lo era. 

Un amigo suyo se preocupó por enseñarle y aunque al principio se sintió un poco preocupado porque a Raúl le costaba captar y retener las ideas  se dio cuenta de cual era el aparente problema.

Comenzó a hacer dibujos en una libreta pequeña para transmitir las ideas y se produjo lo inesperado, comenzó a entender y retener las ideas, resultando en que era en realidad muy inteligente.

Así que nunca es tarde para aprender pues al igual que el ejercicio físico ayuda a mantener el cuerpo en buen estado, el ejercicio mental permite que nuestro cerebro esté en óptimas condiciones.

Así que cuanto más aprendamos mayor será nuestra capacidad de aprendizaje. Si se comienza desde tierna infancia los logros pueden ser verdaderamente excelentes.

 De allí la importancia de impulsar estos conocimientos en las diferentes etapas del desarrollo  de los individuos y pensar en maneras de revisar la educación actual.