0 4 mins 3 semanas

La educación actual afronta muchísimos retos en nuestro tiempo, por ejemplo en Sudamérica es común encontrarse con aulas abarrotadas de estudiantes y si a eso se le añade el calor sofocante crea un ambiente nada favorable para el estudio.

En otros sitios el problema va más en la falta de instalaciones adecuadas, ya que muchas instituciones educativas no cuentan con un laboratorio, mapas o bibliotecas adecuadas.

Como podemos comprender muchas escuelas distan mucho de ser un lugar ideal para aprender si usted tiene hijos. ¿Se ha preguntado que puede hacer para aprovechar de manera eficiente la educación e instrucción escolar que reciben sus hijos?.

La responsabilidad no sólo es de los planteles

 

El común denominador en muchos casos es culpar a los planteles educativos y quizás de alguna manera resignarse ante la triste realidad, pero no cierto es que los padres pueden ejercer un papel fundamental.

Seamos francos en que muchas veces las quejas sin acciones concretas no llevan a  nada. Cuando se cierra una puerta ante nosotros buscamos vías alternas.

Medidas prácticas que pueden tomarse

Tal como con una puerta literal de difícil acceso se busca la ayuda de un cerrajero El Prat, los padres proactivos buscan la manera de garantizar una educación de calidad para sus hijos.

Pongamos algunos ejemplos de situaciones que pudieran plantearse en los entornos que antes describimos. Si su hijo de encuentra estresado por la cantidad de deberes escolares. ¿Podría sentarse a buscar soluciones junto a el?

Muchos han visto útil el crear un ambiente de estudio ideal en su casa con suficiente ventilación y que favorezca a la concentración. Otra solución pudiera ser diseñar con el un horario.

Un buen horario puede ayudar a determinar que actividades puede darse atención prioritaria y que de esa forma vea lo práctico de no procrastinar.

Cuando el alumno ve que este tipo de medidas que en apariencia no son tan grandes dan buenos resultados contribuye a su autoestima pues la realización exitosa de una labor siempre tendrá un efecto positivo.

También pudiera en algunos casos requerir de  la ayuda de un tutor o profesor particular esto pudiera ser especialmente útil en materias que le presentan un desafío a nuestros hijos y en las cuales no somos hábiles.

También puede pedirle ayuda a los orientadores y profesores del colegio, ellos no son el enemigo, veamos a estos profesionales más bien como aliados en la buena educación de nuestros muchachos.

Cuando los padres se involucran de manera positiva con los docentes respetando las funciones y responsabilidades de los mismos se logra mucho en el objetivo común de educar a los jóvenes.

También hay que reconocer la necesidad de que nuestros hijos aprendan de las dificultades , no veamos nuestros hijos como pollitos indefensos que debemos sobre proteger en cualquier dificultad.

Muchos padres se quejan de lo difícil que es lidiar con padres sobre protectores, esforcémonos por no ser así pues lejos de ayudar podemos perjudicar a nuestros hijos.

Pues deben aprender también de sus propias experiencias en conclusión, es mucho lo que los padres pueden lograr cuando toman acciones positivas para involucrarse en la educación de sus hijos.