0 4 mins 2 meses

Una de las materias que suele tener menos admiradores durante la época del colegio, son las matemáticas.

Es natural que nuestros pequeños puedan presentar cierta resistencia a ella, pues requiere de concentración y análisis, mientras que los niños de edad escolar, solo quieren jugar, pero aquí te daremos algunos tips para facilitar la enseñanza de esta importante asignatura.

Sin embargo, es importante que consideres el hecho de que cada niño es único y especial, por lo que es probable que algunas técnicas no sean eficientes para algunos niños, pero otras ofrezcan excelentes resultados, así que… ensayo y error con tus niños, no desistas.

Emplea elementos tangibles

Si estás enseñando a tus niños a sumar o restar, te recomendamos el uso de objetos tangibles, como palitos de helados, caramelos, incluso pequeñas piedras pueden funcionar.

Muchos docentes enseñan a utilizar los dedos o emplear marcas en el cuaderno, estos métodos son efectivos, pero no es un poco más divertido hacer estas operaciones con ayuda de unos caramelos que después podrán compartir, o unas paletas de helados de colores muy alegres.

Enseña conceptos y operaciones con el entorno

Si le explicas a los niños conceptos matemáticos o un cálculo, utilizando como ejemplo elementos del entorno, el peque podrá realizar la asociación, lo que le resultará de gran ayuda al momento de surgir alguna duda respecto a dicho concepto.

Por ejemplo, si vas a explicar las figuras geométricas regulares, un salón de clases cuenta con muchos objetos que podrás utilizar, las pizarras y puertas son rectangulares, la mayoría de las ventanas con cuadradas, muchas lámparas son circulares.

Si están en casa, es mucho más fácil aún, porque tendrás a mano muchos elementos de uso diario, sin mencionar que las matemáticas se utilizan para todo lo que hacemos en el hogar, por ejemplo, si vamos a cocinar, los ingredientes deben ser medidos o pesados, se calcula el tiempo de cocción.

Si vas a realizar compras, necesitas hacer sumas, restas, calcular el precio de las verduras y las frutas conforme a su peso, y así como estos ejemplos, existen muchos más.

Implementa la tecnología

En Internet podrás encontrar muchas aplicaciones y juegos que requieren soluciones matemáticas para poder avanzar. También tendrás la opción de ingresar a varias plataformas, solo verifica el tipo de juego, que en realidad pueda cumplir los objetivos esperados.

Estamos en la época de la tecnología, incluso la podrás apreciar hasta en las cerraduras que el cerrajero recomienda cada día, y los videojuegos didácticos son una excelente opción, si cuentas con los recursos para que tu hijo pueda disfrutar estos juegos, sin darte cuenta, se va a esmerar en hacer bien los cálculos y poder jugar con éxito.

Juegos de mesa didácticos

Muchos juegos didácticos tradicionales son perfectos para ayudar a los niños a adquirir habilidades matemáticas, el juego de mesa recomendado por excelencia, es el monopolio, pues se maneja dinero, realizan compras y ventas de propiedades, pagos de arrendamiento, préstamos, porcentajes.

También está el dominó, un juego de análisis y estrategia. Y para los más pequeños, hay otros juegos más sencillos, como el bingo, con el cual podrán reconocer los números; juegos de cartas fáciles, en los que tendrán que contar.