0 5 mins 4 semanas

Si estás en la etapa en la que tu hijo no quiere estudiar pero si aprender, debes comprender que son cosas diferentes, pero es más habitual de lo que creemos y lógicamente es común que como padres nos preocupemos. 

En estos casos hay que tener en cuenta los hábitos de estudios, estimular la motivación entre otras recomendaciones que mencionaremos en este apartado, además es importante que como padres le brindemos toda la confianza y seguridad que ellos requieren para superar estos obstáculos. 

Por consiguiente, hay que tener en cuenta el entorno en el que estudian, así como sus hábitos, que sean los más seguros, para ellos podemos destinar un espacio de la casa para que se sienta motivado, debe ser un espacio confortable y seguro, para lograrlo es recomendable buscar la asesoría de un cerrajero experto, no solo para la casa sino también para todo el hogar. 

Causas por la que los niños o adolescentes no quieren estudiar 

Hay muchos niños o adolescentes que por un momento determinado en su etapa escolar no quieren estudiar, por lo que les cuesta motivarse, entre las causas más comunes están:

No encuentran motivación: esta es una de las principales causas por la que los niños no quieren estudiar, la motivación es el motor interno que nos activa hacer cualquier cosa, sin ella es muy difícil hacer cualquier cosa y en estos casos estudiar, por ello es importante ayudar a los niños a recuperar esas ganas que les impulse a estudiar. 

No tiene el hábito de estudio: esta es otra de las razones, los hábitos son un conjunto de acciones que se aprenden y se ejecutan con el tiempo, por ello hay que entrenarse para que queden bien fijos, si nuestro hijo no se acostumbra a estudiar justo por las tardes que regresa de clases, es normal que le cueste hacerlo, por ello debe adoptar a un hábito. 

Difuicultades en la concentracion: la sificultad d concentracion tambien explica que haya niñoss que no quieren estudiar, piensalo sia  tu hijo le cuesta entender el contenido de clases, hayq ue centrarse en la tarea que debe hacer, los problemas de atencion puede trabajarse y asi superarlos. 

Acoso escolar: algunas veces esa negativa a estudiar o ir a la escuela se debe a sufrir de bullying, en estos casos no es que no quiere estudiar, sino que no quiere revivir o afrontar la situación que está viviendo, es por eso que la evitan. 

¿Cómo podemos ayudarlo si no quieren estudiar? 

Comprender la situación: inicialmente hay que indagar en las causas de la desmotivación de los estudios, porque realmente no quiere estudiar, o porque está evitando la situación, a raíz de conocerla situación del estudiante será mucho más fácil buscar una solución. 

Ayudarle a crear un hábito: para comenzar a crear un hábito de estudio, hay que establecer una rutina, haciendo los deberes o estudiando al menos dos días por semana, es importante establecer horarios fijos y en qué forma se estudiará, además del área en el que lo hará. 

Validar sus emociones: es frustrante no querer hacer nada y que nos imponen ciertas obligaciones, es por eso que es importante que como padres reconozcas las emociones de tu hijo, sobre todo si se siente frustrado o molesto, ofrecele tu ayuda y comprensión, de ser necesario puedes consultar con un profesional. 

Finalmente, también será importante hablar con sus maestros, así lograremos mayor información acerca de todo lo que sucede en la escuela, así como aplicar otras estrategias para ayudar a tu hijo.