0 4 mins 1 mes

La motivación es fundamental para lograr diferentes metas en la vida y alcanzar el éxito que deseamos, para esto es indispensable motivar a los hijos a rendir mejor en la escuela desde una edad temprana, es por eso que en este apartado mencionamos 5 formas de motivarlos. 

Es esencial que los niños estén motivados en sus actividades escolares y den lo mejor de sí mismo en la escuela disfrutando así de cada proceso de aprendizaje, como padres lo esencial es crear un ambiente cómodo y seguro. 

Crear un ambiente seguro será una excelente opción para que se sienta motivado, pero no solo se trata de una estructura física como el salón de clases de su hogar, esa tarea la puede asegurar sin problemas un cerrajero profesional, en este apartado se habla de métodos para que el se sienta motivado y seguro intrínsecamente de su proceso de aprendizaje. 

Expectativas adecuadas 

Los niños son conscientes de todas las acciones que suceden en su entorno y de cómo los padres los perciben y muchas veces ellos desean ajustarse a las expectativas de los padres, es por ello que si tus expectativas como padres son bajas seguramente el niño no consiga los resultados deseados. 

Para ello es recomendable que tengas charlas frecuentes con tu hijo acerca de las áreas de estudio que le gustan y en qué áreas sobresalen, ofrécele también tu opinión, para que entre ambos puedan llegar a la una conclusión positiva. 

Sin embargo, a medida que pase el tiempo, lo mejor es reevaluar cada vez que sea necesario, a medida que tu hijo crezca los intereses y aptitudes cambian, por eso es importante ajustar las expectativas cada cierto tiempo. 

Fija metas junto a tu hijo 

Es importante que le enseñes a tu hijo  establecer metas a las que quiera llegar, esto te ayudará a estar motivado y conseguir nuevos objetivos, si anota las metas será mucho más fácil para el alcanzarlas, puede ser útil colocar esas metas en un papel y en un lugar visible de la casa para que tu hijo lo recuerde. 

Es importante mencionar que las metas deben ser específicas, por ejemplo marcar una meta acerca de los objetivos que quieres alcanzar en una asignatura, esto será mucho más fácil que establecer un horario para repasar mil veces los ejercicios de una asignatura. 

Las metas deben medirse, estas deben ser cuantificables para valorar el progreso en alguna asignatura y así observar detenidamente el cumplimiento de cada una de ellas, esto traerá consigo cierta autoestima y mayor positivismo a sus vidas. 

Encontrar la manera de mostrarle a tu hijo la importancia de la escuela 

Mostrarles a los hijos nuestro propio interés y entusiasmo por la educación, será la actitud ideal para que ellos comprendan que lo mejor que pueden hacer es estudiar para mejorarse a sí mismo. 

Asimismo puedes alentarlos y hablarles en un lenguaje positivo, la diferencia entre estas dos formas de motivación es que al alentar de forma positiva será suficiente para reconocer su esfuerzo.

Elogiar se refiere concretamente a los triunfos y se suele utilizar cuando los niños no han actuado de la forma esperada, mientras que palabras de aliento y motivación puede animarlo ante alguna falla y animarlo a que la próxima vez sea mucho mejor.